NOTICIAS
28 septiembre 2020
Recuperación de fondos marinos: La propuesta que tarde o temprano se convertirá en ley
Escritorio-1-AquaChile-e1522360151313

En la actualidad se sigue tramitando en el Congreso el proyecto de ley que busca que las salmonicultoras se hagan cargo de la recuperación de los fondos marinos.

A mediados de 2018, un grupo de congresistas presentó ante la Cámara de Diputados el proyecto de ley que “Modifica la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura, con el objeto de exigir la remoción de sedimentos a los titulares de concesiones de acuicultura para el cultivo de especies exóticas” (Boletín 12050-21).

En su texto original, la iniciativa proponía que los “titulares de concesiones, o quien tenga un derecho sobre dicha concesión de acuicultura, cuyo objeto sea el cultivo de especies exóticas, deberán remover el material sedimentado que se acumula en el sustrato de su concesión”. De igual manera, especificaba que dicha remoción se realizaría durante el período de descanso que establece el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

A poco tiempo de conocerse la iniciativa, comenzaron a aparecer algunas críticas. Por ejemplo, la investigadora de la Universidad Austral de Chile (UACh), Sandra Marín, sostuvo, en la oportunidad, que “no es apropiada una medida como esa”, enfatizando que “en ninguna parte del mundo está considerada la remoción de sedimentos bajo las balsas-jaula de salmones ni ningún tipo de cultivo”. Esto debido a las repercusiones que podría traer, las que –según dijo– son “bastante inciertas, porque no se han hecho estudios al respecto”.

Luego de diversas discusiones en el Congreso, el proyecto de ley cambió en su contenido. Fue así como en diciembre de 2019 la propuesta quedó en condiciones de pasar al Senado, estableciendo ahora la idea central de mantener “una conservación y el uso de los recursos hidrobiológicos mediante la aplicación del enfoque precautorio en la regulación acuícola-pesquera y la salvaguarda de los ecosistemas marinos en que existan esos recursos”.

En ese contexto, establece que los titulares de concesiones de acuicultura, o quien tenga un derecho sobre dicha concesión para el ejercicio de la actividad en ella, deberán adoptar las medidas para evitar el depósito de desechos inorgánicos en el fondo de la concesión. Agrega que, constatada la existencia de desechos inorgánicos, se deberán realizar inmediatamente los trabajos de limpieza en el plazo que fije el reglamento, sin perjuicio de las sanciones que sean procedentes.

Además, entre otros puntos, el proyecto establece que se deberá presentar un plan de “recuperación” y de investigación del fondo marino en el área de la concesión ante el Sernapesca, el que deberá cumplir con lo establecido en el referido reglamento. Este documento tendrá por objeto establecer el uso de mecanismos físicos, químicos o biológicos tendientes a mejorar las condiciones del área de sedimentación, permitiendo que se acelere la degradación de la materia orgánica en el ambiente sedimentario.

 

  • Diferentes propuestas

Como se puede apreciar, más pronto que tarde esta iniciativa legal verá la luz y los salmonicultores deberán estar preparados para poder responder a esta nueva normativa. Ante este panorama, ya existen algunas empresas proveedoras que están abordando el asunto y que vienen, desde hace un tiempo, desarrollando propuestas para abordar una óptima “recuperación” de los fondos marinos.

Un ejemplo es DVS Tecnología, que ofrece su “Servicio de Recuperación de Fondos” (SRF), técnica mediante la cual se realiza una irrigación estacionaria hacia el sedimento (sin dispersión) con agua superficial rica en oxígeno disuelto y con una gran cantidad de plancton y bacterias naturales de ese medio que se llevan hacia el fondo marino para irrigarlo y colonizarlo nuevamente con bacterias, vegetales microscópicos y animales de pequeño tamaño naturales, restableciendo de esta forma el equilibrio ecológico de la macrofauna.

“Nosotros recuperamos las condiciones originales del fondo cuándo éste se ha visto contaminado o bien cuando se encuentra en condiciones anaeróbicas. En el proyecto legislativo se busca extender la responsabilidad del productor hacia el fondo marino, más allá de la columna de agua, por lo que, sin lugar a duda, este es un gran avance en materia medioambiental para la actividad salmonicultora”, dice el gerente general de DVS Tecnología, Daniel Vega.

De acuerdo con el ejecutivo, esta compañía es pionera en el desarrollo de este tipo de técnicas. “Hemos realizado más de una decena de recuperaciones de fondos marinos, con resultados altamente satisfactorios. Cabe destacar que nuestra tecnología se encuentra patentada en todo el mundo y constantemente estamos buscando mejorarla desde el punto de vista tecnológico”, adiciona.

Soluciones Austral, en tanto, dispone de un sistema diseñado y patentado en Estados Unidos, el cual, mediante el bombeo de aire a través de una manguera diseñada especialmente para lograr la máxima eficiencia en la transferencia de oxígeno, permite incorporar oxígeno a través de micro-burbujas a la columna de agua y, por tanto, a los fondos marinos.

“El sistema se sustenta en el uso de una manguera de PVC o PE, la cual posee cortes de 25 micras que permiten, además de la creación e incorporación de burbujas al fondo marino, un movimiento de agua, posibilitando así una transferencia efectiva de oxígeno al medio. La manguera es altamente eficiente, ya que necesita un bajo caudal de aire y tiene baja pérdida”, cuenta la directora Soluciones Austral, Mónica Encina.

Esta propuesta, dicen desde la compañía, está en línea con la reglamentación que se está discutiendo, la cual no permite agregar compuestos o sustancias al lecho marino o lacustre y no permite modificar el fondo o remover los sedimentos, lo que podría causar un desequilibrio ambiental por liberación de medio anóxico, bacterias, microalgas u otro componente no considerado.

“Todavía no hay empresas en Chile que usen esta tecnología, ya que aún está pendiente la tramitación de la ley y reglamento pertinentes y no se ha hecho hasta ahora obligatoria la intervención de fondos marinos o lacustres. Sin embargo, esta tecnología se podría utilizar para prevenir una escalada de contaminación de los fondos y además cumplir con la RCA de cada centro de cultivo, mejorando las condiciones aeróbicas de dichos fondos”, expone la ejecutiva.

Otra propuesta es la de Bioaltus, empresa que, junto con la firma francesa que representa (HTS Bio), desarrolló un tratamiento biotecnológico capaz de biodegradar los lodos orgánicos acumulados bajo las concesiones acuícolas. “Nos basamos en una experiencia marina realizada en Francia y los principales beneficios tienen que ver con la disminución en hasta un 60% de la materia orgánica a través de la utilización de bacterias naturales totalmente inocuas para la flora, fauna, seres humanos y medio ambiente”, de acuerdo con el socio de la empresa, Nicolás Uriarte.

Conforme con el ejecutivo, esta propuesta también responde a la normativa que podría instaurarse en el sector, puesto que, hasta el momento, se habla de que la recuperación de los fondos se podrá realizar con métodos físicos, químicos o biológicos. “Dentro de estas tres opciones, la que tiene menor riesgo es la biológica, dado que los métodos físicos pueden remover el fondo y reflotar metales pesados y la opción química conlleva un riesgo ambiental”, expresa el representante de Bioaltus.

“Desde que desarrollamos el tratamiento, hemos conversado con diversas empresas interesadas en nuestra solución, no sólo como una forma curativa para disminuir la materia orgánica acumulada por años, sino que también como una medida preventiva a los problemas que se pueden provocar. Hay conversaciones más o menos avanzadas, pero aún no hemos comenzado el proceso formal de solicitud de permisos”, sostiene.

 

  • Avanzando en sustentabilidad

Como se puede apreciar, es un hecho que la salmonicultura, en el corto o mediano plazo, deberá velar por la salud de los fondos marinos. De acuerdo con los expertos, esto conducirá a una industria más sustentable y competitiva, aunque sin duda se requerirá seguir avanzando también en otros aspectos relevantes. “La acuicultura necesita avanzar cada vez más en sus deudas ambientales, sociales y comunitarias.

Y eso requiere de una industria más abierta y transparente. En 2019, la industria del salmón exportó US$5.135 millones, ocupando uno de los tres primeros lugares a nivel nacional. Sin embargo, este éxito y crecimiento económico debe transformarse en desarrollo para las regiones y no sólo para algunos. Sólo podremos hablar de actividad sustentable cuando hayamos resuelto todas las brechas ambientales, sociales y económicas. Esta es sólo una, falta mucho aún por avanzar”, cierra el senador Quinteros.

VER MÁS
24 septiembre 2020
Producción acuícola: Avanzando en el cultivo de nuevas algas
seaweed-farming

El pelillo sigue siendo la principal alga cultivada en Chile, pero institutos, universidades y centros de investigación, siguen avanzando en la producción de nuevas especie.

El cultivo de macroalgas en Chile partió en la década de 1980 y ha sido desarrollado, fundamentalmente, por pescadores artesanales que se han dedicado con éxito –sobre todo en la región de Los Lagos– al cultivo de pelillo (Agarophyton chilense), que representa alrededor del 95% de la producción nacional de algas. Se trata de una industria pequeña –figura con el 1,5% del total de cosechas a nivel nacional–, pero que se ha mantenido por largo tiempo.

No obstante, los últimos años se ha estado promoviendo con bastante fuerza el cultivo de nuevas algas marinas, con el fin de diversificar la actividad y entregar nuevas fuentes de trabajo a los pescadores artesanales que, por ley, pueden destinar hasta un 40% de sus Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (Amerbs) a la acuicultura.

Es así como –con el apoyo de consultoras, institutos, universidades y centros de investigación a lo largo del país– se han obtenido avances en la producción de algunas algas pardas como los huiros y la chicorea de mar (Chondracanthus chamissoi). El objetivo es aportar, principalmente, a la diversificación de la acuicultura y desarrollar también una acuicultura de pequeña escala (APE).

 

  • Productos con potencial

El interés que existe por las algas va más allá de su aporte nutricional, tanto a nivel nacional como internacional. El sector agropecuario, farmacológico y cosmético han sabido aprovechar las características únicas de estas plantas marinas para la elaboración de nuevos productos. En esta línea, diversas entidades han estado trabajando fuertemente para avanzar en el cultivo, pues se cree que podría haber grandes oportunidades para estos recursos.

El director del Laboratorio de Macroalgas y Fitopatología de la Universidad Austral de Chile (UACh), Pedro Murúa, concuerda con que el huiro es uno de los candidatos más idóneos para la producción acuícola. “Su cultivo ha sido desarrollado por varios grupos de investigación a nivel nacional y sus tasas de crecimiento son de las mayores dentro de los organismos vivos del planeta (en el mejor de los casos 60 cm por día), lo que podría asegurar grandes productividades por unidad de área de cultivo. También creo que el luche chileno (Pyropia sp.) tiene potenciales sin precedentes. Esto porque es la macroalga más cara en el mundo y, actualmente, la oferta está estancada y altamente sobrepasada por la demanda”, comenta.

En la zona norte de Chile, en la región de Coquimbo, opera el Centro de Innovación Acuícola AquaPacífico. Su coordinadora de Transferencia y Negocios, Carolina Oliú, sostiene que la actividad de extracción de algas sigue estando por sobre la actividad de cultivo en la zona.

“Para el norte, es importante trabajar desde un aspecto más holístico, no solo haciendo referencia al cultivo, sino que solucionando problemas previos, como permisos, regulaciones o informes de seguimiento”, dice. Agrega que, dentro de las algas con mayor potencial, están las que presentan mayor atractivo comercial, como el huiro palo (Lessonia trabeculata), huiro y la chicoria de mar.

Para ello, “hace falta que salgamos a escalar y abordemos cómo hacemos que las caletas y grupos que estén interesados puedan concretar sus proyectos. Pero tienen que ser iniciativas del productor, con nuestro apoyo como AquaPacífico desde el punto de vista técnico, que es nuestra área”, expresa la ejecutiva.

 

  • Investigaciones en curso

Desde el IFOP, Sandra Saavedra destaca que “se han implementado cultivos de chicorea de mar y huiro flotador en el Amerb del Sindicato Caleta Río Seco en Iquique. En la misma línea, el jefe del Departamento de Repoblación y Cultivo, Francisco Cárcamo, agrega que, además, se está trabajando en el Programa Integral de Desarrollo de Acuicultura de Algas para Pescadores Artesanales y Acuicultores de Pequeña Escala, el cual se ejecuta desde el 2017 y que tiene como objetivo “establecer estrategias de desarrollo de acuicultura de algas en Amerbs y concesiones de acuicultura”.

La UACh, por su parte, está trabajando en dos líneas de investigación. La primera dedicada al potencial en el alga luche y el repoblamiento de huiros y, en segundo lugar, en bioseguridad en acuicultura de macroalgas, proyecto financiado por GCRF del Reino Unido (GSSTAR), que busca estudiar enfermedades y políticas de bioseguridad a nivel latinoamericano.

“El cultivo de luche, actualmente, cuenta con el desarrollo experimental hasta la fase mar, pero falta mejorar las productividades, además de agregarle valor al producto final. En el caso del repoblamiento de huiros, se han piloteado varias pruebas en la región de Atacama, con resultados bastante buenos donde las poblaciones de estas algas fueron diezmadas, por ejemplo, por aluviones. Por otro lado, la línea de bioseguridad es bastante nueva, pero sus resultados preliminares sugieren el nacimiento de varias líneas de investigación que se podrían explotar en términos biológicos (patofisiología) y de políticas públicas”, dice Pedro Murúa.

 

  • Proyecciones

Los investigadores concuerdan con que se debe avanzar –de manera primordial– en las tecnologías de producción de algas. A su vez, ampliar los territorios cultivables, con el fin de generar más y mejores productos de calidad, adecuados a los requerimientos de mercado.

Marcela Ávila, por ejemplo, comenta que “si bien existen tecnologías disponibles para el cultivo, todavía falta en el escalamiento de la tecnología para resolver problemas ingenieriles y de optimización de los sistemas de cultivo. En lo económico, debemos trabajar fuertemente en desarrollar valor para los productos que se generen, ya que hasta ahora prácticamente la mayor parte de nuestros recursos algales se exportan como commodities”, expresa.

Desde el IFOP, en tanto, precisan que “para la consolidación, sobre todo de nuevas especies en cultivo, se requiere aumentar la capacidad productiva nacional en hatchery, producción controlada de semillas de buena calidad y diseños de nuevos sistemas de cultivo para escalamiento. En el ámbito de la transferencia tecnológica, se requieren procesos de capacitación, entrenamiento y transferencia de más largo plazo que permitan incorporar las implicancias de la acuicultura sobre todo en pescadores artesanales”.

Pedro Murúa, concluye que si bien Chile es el mayor productor de macroalgas vía pesquería del continente americano, la producción ha estado estancada en términos de crecimientos; esto debido a que “las poblaciones tienen una capacidad limitada de recuperación, las cuales están sobrepasadas en estos momentos. La acuicultura podría ser una solución para hacer crecer esta disponibilidad de biomasa, pero debe actuar en sinergia con otros actores que permitan la optimización de procesos y adición de valor”.

VER MÁS
21 septiembre 2020
Evento AquaVision analizará acuicultura a nivel mundial y se realizará vía streaming abierto a todo el público
aquavision2020-espanol

 

 El evento expondrá sobre los principales temas de la industria: innovación digital, proyecciones y nuevas formas de entender el negocio de la acuicultura.
AquaVision, una de las principales conferencias sobre acuicultura a nivel mundial, anunció que la versión de este año se realizará el próximo jueves 8 de octubre, entre las 11:00 y las 14:00 horas, de manera virtual.

El evento, organizado por Nutreco y Skretting, invitará a los asistentes a revisar interesantes exposiciones sobre los principales temas que convocan y desafían a la industria: innovación digital, proyecciones y nuevas formas de entender el negocio de la acuicultura.

Uno de los expositores destacados de esta nueva versión es Rachel Botsman, principal experta sobre la confianza en el mundo moderno. La aclamada autora del libro Who Can You Trust? -una obra innovadora que explora cómo la tecnología está transformando radicalmente la confianza humana- invitará a los asistentes al evento a preguntarse por el impacto de la confianza en sus negocios.

Botsman es colaboradora habitual de publicaciones como The Guardian, The New York Times, Harvard Business Review y Wired, y presentadora del podcast Trust Issues de Rachel Botsman, donde comparte sus conocimientos para ayudarnos a tomar decisiones.

El segundo exponente será Peter Hinssen, uno de los líderes de opinión más respetados de Europa por su mirada sobre el impacto de la tecnología en nuestra sociedad. Su charla se enfocará en la adopción de tecnología por parte de los consumidores, el impacto de la sociedad digital en red y la alineación entre empresas e informática.

Finalmente, Catherine Tubb, investigadora senior en RethinkX y co-autora de Rethinking Food & Agriculture 2020-2030, entregará su visión sobre las proyecciones y cambios en el escenario actual de la alimentación mundial.

Antes de unirse a RethinkX, Catherine fue vice presidente de la firma de investigación de rentas Sanford Bernstein, con un enfoque en el sector químico. Catherine posee un PhD en Química y un MSci en Ciencias Naturales de la Universidad de Cambridge.

Esta versión online de AquaVision contará nuevamente con la participación de Pellegrino Riccardi como moderador, quien ya ha liderado dos eventos anteriores de AquaVision en Stavanger, Noruega. Él estará acompañado por anfitriones de Nutreco y Skretting, incluyendo a Rob Koremans, CEO de Nutreco y a Therese Log Bergjord, CEO de Skretting.

El evento será transmitido por streaming abierto a todo público, previo registro en este enlace. 

 

VER MÁS